domingo, 18 de enero de 2015

Casal regionalista

El edificio, de estilo sobrio y regular, es obra del arquitecto Alexandre Soler i March, del año 1918. Sus formas simples y su ornamentación contenida la alejan del modernismo y sitúan la obra más próxima a los postulados del novecentismo. La construcción sorprende por sus características y por el espacio donde ha quedado encajada. No era habitual plantear una vivienda aislada en la trama del ensanche manresano, y además contrasta su poca altura en relación a los edificios vecinos. Destaca también el tejado inclinado y la decoración con esgrafiados de motivos geométricos.

En una publicación del ayuntamiento del año 2005, se menciona que se habían eliminado los arcos de la planta baja, por lo cual los arcos actuales necesariamente corresponden a una actuación reciente.

La obra está situada en el Passeig de Pere III de Manresa, que tiene sus 2 Km. de largo flanqueados por unos espectaculares plátanos que en verano forman con su follaje una bóveda sobre buena parte del paseo, proporcionando una sombra más que necesaria, pero que hace imposible dibujar los edificios allí situados, con lo que no queda más remedio que dibujarlos en invierno soportando el frio de Manresa.