martes, 26 de junio de 2012

Santa María del Mar


La iglesia de Santa María del mar es una de las obras más perfectas del gótico catalán. Se erigió para conmemorar la conquista de Cerdeña, que prácticamente culminaba el dominio de la corona de Aragón sobre el Mediterráneo occidental un siglo después de la conquista de Mallorca por Jaume I. Fueron los armadores, los bastaixos de ribera (descargadores del puerto), quienes impulsaron su construcción, junto al resto de corporaciones representativas de este barrio marinero. El edificio, de grandes dimensiones, es una manifestación de la pujanza económica y política de la época, protagonizada fundamentalmente por mercaderes, armadores y marineros. El templo llegó a conocerse como “la catedral del mar”, reconocimiento que mucho más tarde daría título al libro de Ildefonso Falcones.
Las obras se iniciaron en 1329, y sesenta años más tarde la iglesia estaba completamente terminada, algo insólito en tan enormes construcciones medievales, cuya terminación solía demorarse incluso varios siglos. Ello explica también su uniformidad estilística, fiel a las características del gótico catalán que lo diferencian del gótico europeo: predominio de las líneas  horizontales, sobriedad decorativa, cubierta con terrado, contrafuertes macizos y sin arbotantes y torres octogonales  en terrazas.
En la portada principal destacan las imágenes esculpidas de san Pedro y san Pablo y sobre ellas un enorme rosetón flamígero del año 1495 (el original se destruyó en el terremoto de 1428). Flanqueando la fachada principal hay dos altas torres octogonales que acentúan la esbeltez del edificio. Estas torres se terminaron en fechas más tardías, la del lado norte en 1496 y la otra en 1902, pero ambas fueron levantadas siguiendo la concepción original.
Los dos dibujos muestran parte de su exterior. Si bien el segundo dibujo ya lo había publicado, vuelvo a subirlo ya que muestra una de la torres laterales.

Vista desde la esquina de las calles Argenteria y Abaixadors

Vista de la torre norte

martes, 19 de junio de 2012

Dibujando el sábado (4)


El pasado sábado 16 de junio, como todos los terceros sábados de mes nos reunimos a dibujar un grupo de amigos, esta vez en La Barceloneta, el barrio de Ostia. El encuentro fue organizado por Miriam.

El primer dibujo corresponde al reloj del muelle de los Pescadores (moll dels Pescadors). Este reloj está situado en lo que antiguamente fue un faro para señalizar la entrada al puerto. El faro funcionó hasta el siglo XIX y a principios del XX se transformó en reloj al situarse la entrada  al puerto de Barcelona mucho más lejos y modernizarse los sistemas de localización. Desde la torre de este faro el geógrafo francés Pierre Méchain (1744-1804), realizó su última medición triangular antes de sentar las bases del sistema métrico decimal en 1799.


El segundo dibujo corresponde a una réplica de un galeón español  de los siglos XVII y XVIII. Tiene 55 metros de eslora, 11 de manga y casi 1.000 metros cuadrados de superficie vélica. El del barco, símbolo de Cádiz como ciudad de ultramar es también una muestra de los contenidos e influencia de la Constitución de 1812.


En la obligada pausa para el almuerzo, un intento no muy feliz de retratar a algunos de los participantes, aprovechando para experimentar con las ceras acuarelables de Trini.


Por último, un ejemplo de arquitectura modernista, el edificio de la cooperativa La Fraternidad, obra del arquitecto Francesc Guàrdia (1880-1940) de 1918, en las Calles Sant Carles y Pescadors.


lunes, 11 de junio de 2012

LUDI RUBRICATI – FIESTA ROMANA DE SANT BOI


El sábado 9 y domingo 10 de junio fue la fiesta romana de Sant Boi. Este año estuvo centrado en los esclavos Germanus y Primitiva, personajes reales que vivieron en Sant Boi a finales del siglo II dc. Durante las prospecciones realizadas en el 2005, en el edificio conocido como Ca la Teresea (de la plaza de la iglesia), se encontró una pieza muy curiosa. Se trata de una vasija de cerámica, datada entre finales del siglo II e inicios del III, en el cual un esclavo de nombre Germanus escribió con un punzón la siguiente advertencia: Germani sum. Fur Caue malum. (Soy propiedad de Germanus. Ladrón teme el maleficio). Esta inscripción es una rareza en el contexto romano, solo se han encontrado dos ejemplares semejantes: en Pompeya y al sur de Francia.

El domingo, en los jardines de Can Torrents, la ASSOCIACIÓ CULTURAL EVOCATI ( http://grupoevocati.blogspot.com.es/ ) hizo una recreación de un mercado de esclavos, del que hice estos dibujos.



Por otro lado, aproveché para visitar los restos de las termas romanas de Sant Boi, descubiertas en 1953, y que se encuentran protegidas por un edificio construido a propósito que permite hacer una visita didáctica.




lunes, 4 de junio de 2012

Torre de Benviure


El domingo pasado fui a visitar la torre de Benviure. Como todos los primeros domingos de mes había una visita guiada por un personaje particular, "Roc Benviure", un simpático guerrero medieval.
La torre de Benviure está emplazada en la vertiente nord-oriental de la montaña de Sant Ramon. Es una torre de defensa de planta circular, con muros de cerca de dos metros de grueso y una altura de unos 12 metros. Se encuentra rodeada de restos de construcciones que indican que a su alrededor había un conjunto arquitectónico más amplio.
Concretamente el término de Benviure no se encuentra documentado hasta el año 1023 en que se realiza una venta de casas. Pero la torre aún no aparece mencionada. Un documento de 1065 comenta, también, que había una capilla llamada de Sant Miquel.
Diversas campañas de excavación, han puesto al descubierto restos de todas estas construcciones y han permitido constatar la presencia de estructuras arquitectónicas de vivienda y de uso económico (silos) de época ibérica.



He de agradecer a Roc Benviure por la interesante visita guiada y por su gentileza al firmarme el dibujo que hice con su particular caligrafía.